Pulpa de Mango

ImprimirE-mail
El mango es una fruta muy consumida en nuestro país. Aparte de su agradable sabor, el mango es una excelente fuente de Vitamina A y C, ya que con el consumo de 100 g de mango maduro se cubre más del 50 % de la cantidad diaria recomendada de cada una de estas vitaminas.
Descripción

 

 El mango verde es una excelente fuente de vitamina C, como se puede observar en la tabla No.2. La vitamina A es un nutriente importante para el buen funcionamiento de la vista y para ciertas actividades del cuerpo humano como el desarrollo de los huesos, de la piel, para la reproducción y el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

                                                                             

La vitamina C tiene funciones muy importantes como coenzimas y por lo tanto participa en funciones del metabolismo humano. También participa en la formación de colágeno, que es una sustancia proteica de la cual depende la integridad de la estructura celular de todos los tejidos fibrosos como el tejido conectivo, la dentina de los dientes, la piel, los tendones y otros. Por estas razones la vitamina C está relacionada con la sanación de heridas, fracturas, hemorragias y otros. Ambas frutas también aportan cierta cantidad de otras vitaminas y minerales, como riboflavina, niacina, calcio, fósforo y hierro.

El mango es bajo en calorías, aporta al organismo antioxidantes, vitamina C y vitamina B5. Apropiada para el metabolismo de los hidratos de carbono y problemas en la epidermis. Es de muy fácil digestión aunque puede tener efectos laxantes cuando se consume en exceso.

Como casi todas las plantas de interés económico cultivadas en la zona intertropical, donde se adaptan muy bien plantas de cultivo de las latitudes templadas además de las plantas autóctonas de la misma, puede llegarse muy fácilmente a la superproducción. De hecho, gran cantidad de mangos se pierde durante los meses de mayo a julio por falta de mano de obra y, sobre todo, de mercado. Esta idea no se aplica tanto a los mangos injertos, que pueden cultivarse en ambientes de riego controlado y comercializarse casi durante todo el año, por lo que comercialmente tienen siempre un valor superior al del mango silvestre o "criollo". El mango injerto tiene además la ventaja de su mayor duración: puede cosecharse bastante verde y esperar su maduración durante unos días hasta que adquiera un color amarillo o rojizo y un delicioso sabor. En cualquier caso, el problema principal de la producción y comercialización de esta fruta se debe a que es perecedera, por lo que su consumo no debería distanciarse demasiado del lugar donde se cosecha. Afortunadamente, su pulpa puede guardarse congelada bastante tiempo y también sirve para la producción de zumos.

Desarrollado por: Certificaweb.cl