Pulpa de Papaya

ImprimirE-mail
La papaya o fruta bomba es el fruto del papayo, una planta de porte arbóreo proveniente del continente americano. Actualmente su cultivo se extiende por todas las zonas de clima cálido o tropical del planeta y es una fruta muy apetecida en el mercado. Las antiguas culturas mexicanas asociaban sus usos medicinales con la fertilidad, pero este fruto ha logrado abrirse paso en la medicina natural gracias a otras múltiples propiedades.
Descripción

 

  • Reino: Plantae
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Magnoliopsida
  • Orden: Brassicales
  • Familia: Caricaceae
  • Género: Carica
  • Especie: C. Papaya
    • 10 Gramos de pulpa de papaya fresca
    • 10 Gramos de pulpa de mango
    • 1 guayaba madura
    • 1 feijoa pequeña
    • ½ vaso de agua
    • 1 Cucharada de polen de abejas puro
    • 2 Cucharadas de miel de abejas pura

Propiedades Nutricionales (100 g)

Agua

88,83 g

Energía

39 kcal

Proteina

0,61 g

Lípidos Totales (grasa)

0,14 g

Cenizas

0,61 g

Carbohidratos

9,81 g

Fibra

1,8 g

Azucares, total

5,90 g

Calcio

24 mg

Hierro

0,10 mg

Magnesio

10 mg

Fósforo

5 mg

Potasio

257 mg

Sodio

3 mg

Zinc

0,07 mg

Cobre

0,016 mg

Manganeso

0,011 mg

Selenio

0,6 mcg

Vitamina C (Á. ascorbico)

61,8 mg

Tiamina

0,027 mg

Riboflavina

0,032 mg

Niacina

0,338 mg

Á. Pantoténico

0,218 mg

Vitamina B6

0,019 mg

Folato, total

38 mcg

Ácido Fólico

0 mcg

Vitamina B12

0,00 mcg

Vitamina A

1094 UI

Retinol

0 mcg

Vitamina E (alfa-tocoferol)

0,73 mg

Vitamina K (filloquinona)

2,6 mcg

Ácidos grasos saturados

0,043 g

Á. grasos monoinsaturados

0,038 g

Á. grasos polinsaturados

0,031 g

Colesterol

0 mg

Triptofán

0,008 g

Treonina

0,011 g

Isoleucina

0,008 g

Leucina

0,016 g

Lisina

0,025 g

Metionina

0,002 g

Fenilalanina

0,009 g

Tirosina

0,005 g

Valina

0,010 g

Arginina

0,010 g

Histidina

0,005 g

Alanina

0,014 g

Á. Aspártico

0,049 g

Á. Glutámico

0,033 g

Glicina

0,018 g

Prolina

0,010 g

Serina

0,015 g

Caroteno, beta

276 mcg

Caroteno, alfa

0 mcg

El papayo en un árbol cuyo tronco no tiene ninguna rama, y puede llegar a medir más de seis metros. Sus hojas son de color verde oscuro, redondeadas, de gran tamaño y con largos apéndices o pedúnculos. Tiene una textura muy poco esclerificada o leñosa, con numerosas abolladuras debidas al movimiento de sus hojas y fruto. Su savia contiene una sustancia enzimática conocida como papaína, la cual es un complemento excelente para la salud y un recurrido ablandador para carnes. La savia resulta sin embargo tóxica e irritante, con lo cual su consumo o contacto directo ha de evitarse.

Los frutos o papayas, tienen una piel suave, de color anaranjado en general, y tienen forma elíptica. Pueden pesar hasta diez kilos, pero las variedades más apreciadas y conocidas a nivel comercial son las de menor tamaño. En el papayo, las frutas y las florescencias crecen conjuntamente, en forma de ramilletes, y se le conoce también en el mundo agrónomo como una planta de alta productividad. Es una planta dioica, pero los desarrollos genéticos han creado diferentes variedades de carácter hermafrodita.

El consumo de la papaya puede realizarse de diversas formas posibles, tanto directamente como en zumos o dulces. Sus propiedades digestivas y diuréticas son sin duda su mayor cualidad medicinal, ya que facilita el tráfico intestinal gracias a la enzima papaína. Esta beneficiosa enzima se utiliza también en la fabricación de artículos de belleza, cervezas, y algunos alimentos industriales, especialmente aquellos destinados al consumo de los bebés.

Varios estudios médicos enfocan sus fuerzas en conocer más a fondo la capacidad medicinal de la papaya debido a su contenido de papaína, ya mencionada anteriormente, y papaverina otra enzima de similares propiedades. Por otra parte, su alto contenido de sales, y algunos prótidos similares a los que se encuentran en la carne y los huesos, le han abierto un espacio importante dentro de las investigaciones de la medicina natural.

A la hora de escoger esta fruta en el mercado es importante saber que puede dejarse madurar en casa, acelerando este proceso haciendo pequeñas incisiones en el fruto. Para su óptimo consumo y para disfrutar al máximo de su sabor dulce, ha de estar firme pero no dura, y debes verse sana evidentemente.

Indicaciones

Limpiar el organismo. Consumir en el día únicamente papaya (en jugo y/o la pulpa, realizar la cura una vez al mes).

Para el estreñimiento. La pitahaya, la papaya, la ciruela y el tamarindo consumidos habitualmente palian los síntomas del estreñimiento.

Para la tos. Las flores de la papaya preparadas en infusión en agua hirviendo, a la que se añade la miel de abejas, se deja enfriar y se toma.

Para la tos covulsa. Con el zumo exprimido de la papaya madura, después de cocida en el horno y endulzada con miel, se prepara un jarabe que calma la tos, aún en los tísicos avanzados (tuberculosis pulmonar) administrándoles por cucharadas dos o tres veces al día.

Parásitos. Para los niños una cucharadita de la leche de papaya recién cogida, mezclada con una cucharada sopera de leche constituye un vermífugo seguro e inocuo, se les da dos veces al día.

Para piel con eczemas, acné, úlceras, heridas purulentas, herpes, hongos, limpiar y ayudar a cerrar heridas y limpiar tatuajes. La cáscara de la papaya con algo de la pulpa es un excelente hidratante para la piel, incluyendo la cara; se puede dejar por unos minutos y enjuagar con agua. El zumo de la papaya verde es especialmente efectiva contra todas estas afecciones.

Para suavizar la piel. Se mezcla la guayaba con mango, papaya y miel de abejas por 20 minutos.

Para desvanecer pecas. Se aplica el zumo exprimido de la papaya madura.

Para contusiones, heridas, golpes, torceduras, grietas en los pezones de las madres lactantes. Poner la pulpa de la papaya sobre el área afectada. Con miel de abejas ablanda cicatrices viejas y las minimiza.

Heridas purulentas. Las hojas del papayo se colocan sobre las heridas para limpiar la piel y ayudar a cicatrizar.

Para reducir fiebres. Machacar las hojas de papaya y colocarlas en cataplasma.

Mascarilla para hidratar la piel, endurecer papada, muslos y busto. Macerar juntos 1/2 pepino cohombro, 15 gramos de pulpa de mango, 5 gramos de papaya 10 gramos de pulpa de plátano. Se deja la mascarilla por media hora y se retira con agua templada.

Para controlar la alopecia o calvicie:

Ingredientes:

Preparación: se licuan las frutas con medio vaso de agua, se cuela, se agrega el polen y la miel. Si es para cabello normal se aplica una vez por semana; para cabello graso, agregarle 10 gotas de limón (tres veces por semana); si es seco, una cucharadita dulcera de aceite de almendras (dos veces por semana).

Aplicación: todo se mezcla sobre el cabello, sin masajearlo. Se debe utilizar un gorro de baño durante diez minutos. Es importante que no se use champú porque con esta masa, el cabello queda completamente limpio.

Esta fórmula también sirve para estimular el folículo piloso que no está muerto. Esta fórmula es indicada para la alopecia abreata producida por hongos, medicamentos y quimioterapia.

Para el acné. Preparar una mascarilla con diez gramos de cáscara de papaya, diez gramos de pulpa de mango y una cucharada de miel de abejas. Se mezclan los ingredientes y se aplica en el rostro por 20 minutos.

Cáncer. Recientes hallazgos sugieren una asociación inversa entre la β-criptoxantina, contenida en la papaya y otros alimentos, y el cáncer de pulmón, al parecer, la β-criptoxantina potencialmente podría actuar como agente preventivo contra el cáncer de pulmón. Entre otros alimentos que contienen esta pro-vitamina se encuentran la naranja, pepino, sandía, yema de huevo y la mantequilla.

Piel y cabello. Las cáscaras de frutas como manzanas, papaya, limón y uva; contienen ceras naturales que protegen el cabello contra agresión del ambiente.

Colon inflamado. Tomar permanentemente zumo de papaya y pitahaya, dos o tres veces por semana, y un banano con un vaso de agua, una hora y media antes del desayuno, para completar, beber todas las noches un vaso de zumo de guanábana.

Fiebres, depuración. Las semillas y corteza de la papaya, consumidas con jugo de naranja, producen efectos de limpieza.

Desarrollado por: Certificaweb.cl